Carlos Calvo 1535

CABA, Argentina.

54 11 4306-1570 / 9839 / 9149

MODIFICACIONES AL PROYECTO DE REFORMA LABORAL





LA CGT logró que se modifiquen los puntos más polémicos del proyecto de la reforma laboral y hubo un principio de acuerdo con el Gobierno

Las negociaciones por el proyecto de Ley presentado por el Ejecutivo se destrabaron luego de que se acuerde que no se modificarán los temas fundamentales, como la filosofía del derecho tutelar, el costo de las indemnizaciones y el banco de horas, entre otros. El interés de la CGT por llegar a un acuerdo reside en que se avance en un mecanismo para que se blanqueen casi 1 millón de trabajadores y así puedan gozar plenamente de derechos laborales.

Los cambios más importantes sobre el proyecto son los siguientes:

 

Trabajo: se eliminó el polémico artículo 4, por lo que se mantendrá la definición de trabajo en su dimensión asimétrica empleador-empleado. El proyecto original prácticamente proponía redefinir el concepto legal de trabajo lo que implicaba la pérdida del sentido en el marco del derecho laboral.

Se suplantó ese texto por la decisión de conformar la mesa de diálogo tripartita, una especie de Consejo Económico y Social que funcionará en forma permanente para evaluar y determinar medidas o cambios en el actual marco laboral.

Irrenunciabilidad: se estableció que la "irrenunciabilidad" de derechos no podrá alcanzar ningún aspecto del convenio ni de la Ley de Contrato de Trabajo y que en el resto de los casos los trabajadores deberán ser patrocinados por abogados del sindicato en las presentaciones ante la autoridad administrativa.  La modificación del principio de irrenunciabilidad suponía que el trabajador podría renunciar a los derechos adquiridos en la empresa, por ejemplo, a los premios estímulo. Con esta modificación peligraban los beneficios que están por fuera de la ley pero que se han convertido en derechos adquiridos de los trabajadores.

Tercerización: se logró que no se rompa el principio de solidaridad en caso de incumplimiento; es decir, se mantiene la responsabilidad solidaria de la empresa principal en las tercerizaciones.  Además, se incorporó una cláusula para que ningún principal puede tercerizar una tarea y que los trabajadores tercerizados estén por debajo de lo que marca el convenio colectivo, con lo cual nadie podrá subcontratar por debajo de los costos.

 

Horas extras: se dejó de lado el banco de horas, que era una virtual eliminación de la “hora extra”. La creación del llamado "banco de horas" sólo podrá efectuarse mediante el convenio de actividad. Las horas extras se computarán para el pago de indemnizaciones.

Indemnizaciones:  las horas extras y comisiones se computarán para el pago de indemnizaciones. La versión original de la reforma proponía que el salario que se tome para la indemnización sea el básico, es decir que no incluya premios, horas extra o aguinaldo.

Pasantías: Las prácticas formativas se podrán extender por un plazo máximo de un año. El proyecto original preveía un plazo de 18 meses de extensión de las llamadas "prácticas formativas" o pasantías.

Blanqueo: Los derechos individuales del trabajador que se blanquea se computan desde la fecha en que se inició la relación laboral y no desde el inicio del blanqueo, sin límite de retroactividad. Incluye al cómputo de la antigüedad, las vacaciones o el cálculo de la indemnización. En cuanto a los efectos previsionales, será cómo máximo retroactivo hasta 5 años.

Nuevas categorías laborales:  La figura de “trabajador independiente” con colaboradores se discutirá en la mesa de diálogo. Se limita el alcance de la figura de “trabajador autónomo económicamente vinculado” no regido por la Ley de Contrato de Trabajo. Como parte del acuerdo, el Ejecutivo incluirá en la legislación laboral al "trabajador autónomo económicamente dependiente" que preste servicios personales hasta en un 80% de sus ingresos anuales. Las negociaciones determinaron que un profesional que preste servicios por hasta 22 horas semanales podría considerarse automáticamente en relación de dependencia. Sobre esto se acordó que una comisión mixta integrada por funcionarios, gremios y empresarios definiría en 90 días qué profesiones abarcaría.