Carlos Calvo 1535

CABA, Argentina.

54 11 4306-1570 / 9839 / 9149

CRECE EL CONFLICTO EN ALIMENTOS MODERNOS

ULTIMA NOTICIA


Se aplicó la Conciliación Voluntaria por 20 días para destrabar el conflicto en Alimentos Modernos

El día de ayer por la tarde el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social dictó la conciliación voluntaria en el conflicto en Alimentos Modernos. Ambas partes lograron acercarse para continuar negociando por un plazo de 20 días durante la audiencia de mediación realizada el día de ayer.

EL CONFLICTO

 El día de ayer se llevó a cabo una reunión en el Ministerio de Trabajo entre los miembros del STIA Filial Buenos Aires y  los representantes de la empresa Alimentos Modernos con el fin de acercar las partes en el conflicto que surgió en la planta de Farm Frites ubicada en la localidad de Munro.

Cerca de 50 trabajadores, junto a miembros de la Agrupación Verde y autoridades del STIA Filial Buenos Aires que conduce Rodolfo Daer, se encuentran de paro y realizan bloqueos en la planta desde el jueves pasado cuando echaron a dos compañeros. Estos despidos se sumaron a otros tres que se habían sucedido recientemente. Desde es STIA miran la situación con preocupación  y comenzaron negociaciones para que no se convierta en un nuevo Pepsico.

Desde el sindicato denuncian que los despidos se enmarcan dentro de un plan de la empresa que tiene por finalidad reducir la planta de trabajadores y facilitar el traslado de la misma.  Es que el conflicto crece a la sombra del anuncio de la construcción de una planta en Mar del Plata, una obra millonaria que confirma que el conflicto puede  convertirse en un nuevo Pepsico.

Negociaciones difíciles en el Ministerio de Trabajo

El punto más problemático del conflicto para el sindicato es la postura intransigente de los representantes de la empresa. Durante la audiencia del día de ayer, el director de la empresa Alimentos Modernos en Argentina Ignacio Noel, dejó entrever que no hay voluntad de negociar. En el acta firmada por las partes justificó los despidos y alegó que los mismos se debieron a motivos de ausentismo. Asimismo, destacó que en las actuales circunstancias, con un mercado reducido y problemas de competitividad es necesario maximizar los recursos.

Por su parte, los representantes gremiales, Lidia crespo y Gustavo Salas, Esteban Peloso, Gustavo Crocitto y Ricardo Carballo; dejaron expreso que en caso de no ser reincorporados los compañeros despedidos  y  de no cesar las prácticas antisindicales, continuarán las medidas de acción directa. Además, destacaron que los dichos de la parte empresaria puso en relieve  una pasmosa  insensibilidad social, lo que obliga a la organización gremial a ratificar la denuncia contra la empresa.

La autoridad de aplicación, el Ministerio de Trabajo, exhortó  a las partes al al diálogo y convocó a una nueva audiencia para el día de hoy a las 17:30 h.

Una nueva planta en Mar del Plata

En el mes de marzo las autoridades marplatenses facilitaron el desembarco de Farm Frites, en La Feliz. Alimentos Modernos SA invertirá 70 millones de dólares para una planta de ocho hectáreas que se instalará en el Parque Industrial  y estará destinada a la producción de papas fritas congeladas. La planta, según anunciaron,  generará 200 puestos de trabajo directos y otros 200 indirectos. Asimismo, planean exportar 3.000 contenedores anuales desde el Puerto de Mar del Plata.

El intendente Carlos Arroyo se reunió a principio de año con el director de la empresa de capital nacional, Ignacio Noel y el secretario de Desarrollo Productivo, Ricardo de Rosa para facilitar la instalación de la empresa en el parque industrial de la localidad costera .

La Comisión Interna denuncia que no hay voluntad de negociar

Esteban Peloso, miembro de la Comisión Interna dentro de la fábrica y quien forma parte del Consejo Directivo del STIA filial Buenos Aires que encabeza Rodolfo Daer, sostuvo: “En Alimentos Modernos estamos sufriendo despidos masivos. Ya habían despedido cinco trabajadores y el día jueves despidieron dos trabajadores más”.

 Por esta razón, la Comisión Interna resolvió junto con el sindicato comenzar un paro indefinido el mismo día que echaron a  los compañeros hasta que se reincorporen los trabajadores despedidos.

 Más de 60 trabajadores de la planta se adhirieron al paro y están participando de los bloqueos de la planta, y ya  advirtieron que continuarán las medidas de fuerza hasta que el Ministerio de Trabajo se expida sobre el tema.