Carlos Calvo 1535

CABA, Argentina.

54 11 4306-1570 / 9839 / 9149

47° CONGRESO FTIA

El día de ayer se realizó el Congreso Anual de la Federación de Trabajadores de Industrias de la Alimentación que dio cuenta de la memoria y balance de la organización que nuclea a todos los sindicatos de la Alimentación de nuestro país.

En el marco de este encuentro se decidió rechazar el techo paritario del gobierno que marca el 15%. Según indican economistas, consultoras y hasta propios aliados del gobierno, la inflación que se viene acumulando supera ese número. Sumado a los aumentos de precios y tarifas, la Alimentación dice NO a la oferta de un 15%.
 
Nuestro sindicato denuncia que, a las claras, la única herramienta que tiene el gobierno para combatir la inflación es bajar los salarios, a costa de los ingresos de nuestras familias. Sin embargo las grandes empresas, los monopolios, siguen obteniendo ganancias, ya que son ellos los formadores de precios y son ellos quienes ganan con los aumentos de tarifas. Para nuestro gremio es evidente que la intención del gobierno es bajar la inflación bajando los salarios, que bajen los precios a través de que no haya consumo. Y esta es la lógica de un gobierno manejado por empresarios que aumenta todo menos los salarios de los trabajadores y trabajadoras.
 
La Alimentación denuncia que con estas políticas se está quitando lo poco que se reparte de la economía a los trabajadores, para que se lo lleven los grandes grupos empresarios para sus negociados con la deuda externa, con la timba financiera. Los grandes tenedores y compradores de deuda son los mismos que están en el poder. Es la oligarquía que se adueña de este país y esta vez lo está haciendo a través del voto democrático, no como anteriormente, que lo hacían con dictaduras. Este endeudamiento nuestro país ya lo conoció en los '90 y vimos a qué nos llevó.
 
En este contexto no se puede aceptar un aumento del 15% ni una cláusula de revisión, como ofrece la cámara, ya que eso significa debatir inflación futura. En el contexto económico actual no se puede debatir inflación futura: es un contexto muy difícil y debemos luchar para perforar el techo y obtener lo mejor posible para mantener el poder de compra.
 
Nuestro secretario general, Rodolfo Daer, hizo hincapié en la solidaridad de los trabajadores en la lucha. Desde una mirada humanista, desde la doctrina social de la iglesia y desde el peronismo, expresó que todas las conquistas de nuestro sindicato han sido producto de la construcción colectiva, por sobre el individualismo reinante en la sociedad actual. Es la solidaridad del trabajo y la lucha en las fábricas la que permite obtener victorias. Remarcó que en un contexto en que los trabajadores y sus salarios son la variable de ajuste de los desórdenes macroeconómicos, la solidaridad de los trabajadores tiene que ser nuestra mayor fuerza. Señaló también que la lucha debe sentirse en todo el país pero que es en las grandes empresas donde se debe hacer mayor hincapié, ya que son ellas las que lideran la cámara empresaria y se sientan a negociar los salarios de los trabajadores. Manifestó que "somos nosotros los que tenemos la responsabilidad de conducir, dirigir, de hablar a nuestros compañeros de fábrica para unificar esta lucha. Para perforar el 15% es necesaria la militancia activa en cada una de las fábricas, pero fundamentalmente en las grandes fábricas que son las que conducen la cámara empresarial. Fundamentalmente ahí se tienen que desarrollar todas las estrategias para encontrar el camino de romper el 15%."
 
El Congreso cerró con una votación unánime que facultó al Consejo Directivo a desarrollar un plan de lucha para rechazar la paritaria del 15%.