Carlos Calvo 1535

CABA, Argentina.

54 11 4306-1570 / 9839 / 9149

PLENARIO DE INDUSTRIAS CGT

El día de ayer, 22 de febrero de 2017, se realizó un plenario histórico en la CGT que contó con la participación de secretarios generales y, por primera vez, de delegados de fábrica para poner en común la situación que atraviesa la industria nacional.
A sala llena, abrió el plenario el secretario general del triunvirato, Héctor Daer. Señaló que tras demostrar la CGT que tiene la capacidad de dialogar y de intentar encontrar soluciones, esa confianza se quebró porque, no sólo el sector empresarial no cumplió con los acuerdos del año pasado, sino que tampoco el gobierno los hizo cumplir.
Explicó que el modelo ideológico y económico de este gobierno pretende coronar a los tratados de libre comercio, a las importaciones sin aranceles, a la venta de granos sin producción alguna. El problema de este modelo económico es que beneficia únicamente al rico sector agropecuario, en detrimento de la industria argentina y en detrimento de toda la sociedad.
Alentó a sumarse a la movilización del 7 de marzo, porque es una marcha de todos los gremios, de todos los trabajadores, de toda la sociedad, ya que lo que está en juego es la base de sustentación de nuestro país, es el trabajo, es la salud, es la seguridad social y los convenios colectivos de trabajo, es la educación y son las condiciones de vida de los trabajadores.
A modo de cierre dijo que los trabajadores son el motor del país y que la democracia la construimos entre todos; por este motivo, los reclamos del pueblo deben ser escuchados.
Entre los oradores se encontró nuestro secretario general, Rodolfo Daer, quien felicitó a los compañeros y compañeras que por primera vez asistían al histórico salón de la CGT, el Felipe Vallese. Luego recordó que la CGT históricamente ha orientado y motorizado las luchas de los trabajadores y de los sectores populares, pero también de los jubilados, de los docentes, de los profesionales e intelectuales. Señaló que lo que estamos viendo es que las ilusiones de un país mejor, con bienestar y perspectivas de futuro para nuestros hijos y nietos se desvanecen hoy porque nadie está seguro de su futuro y de su trabajo. Por ello, indicó que el Gobierno tiene la responsabilidad de escuchar estos reclamos, de reconocer que los trabajadores cada día están un poco más pobres, que hay desocupación, que hay, como señaló el Instituto Di Tella, una inflación de más del 31,2% y que no pueden imponer, en este contexto, una paritaria del 18%.
Por último, exigió responsabilidad del gobierno en la defensa de los sectores productivos, de la educación y la ciencia, y que la responsabilidad de la sociedad es reclamarlo masivamente el 7 de marzo, para defender los convenios colectivos de trabajo y el poder de compra de los salarios.
Para cerrar, la CGT declaró acompañar la protesta que realizarán las mujeres el 8 de marzo contra la violencia de género y por la igualdad laboral, brindando todo el apoyo de las organizaciones gremiales.